Reserva Hotel

2
1 2 3 4
0
0 1 2

Hoteles

MALLORCA, PALMA
MALLORCA, PLAYA DE PALMA
MALLORCA, MAGALLUF
MEXICO, ISLA HOLBOX

Newsletter


Serra de Tramuntana next prev

Mallorca

La Sierra de Tramuntana constituye la alineación montañosa más grande de Mallorca y el espacio natural más extenso, de gran valor ecológico. Tiene una longitud aproximada de 90 km, desde el cabo de Formentor en Pollença hasta el cabo de Sa Mola en Andratx, con una amplitud media de 15 km. Está orientada de suroeste a noreste, con 12 kilómetros cuadrados por encima de los 1000 metros, donde anualmente se dan unos 14 días de precipitaciones en forma de nieve. En la porción central se dan las elevaciones máximas de Mallorca, con los 1.447 m del Puig Major, los 1352 de Massanella, los 1.115 m de Tossals Verds y los 1.103 del Puig Tomir. Comprende la mayor parte de la extensión de los municipios de Andratx, Banyalbufar, Buñola, Deià, Escorca, Esporles, Estellencs, Fornalutx, Mancor de la Vall, Pollença, Puigpunyent, Selva, Soller y Valldemossa y una superficie destacable de los términos municipales de Alaró, Alcúdia, Calvià, Campanet, Lloseta, Palma de Mallorca y Santa Maria del Camí.

El litoral de la Sierra de Tramuntana es abrupto, con pocas calas y unos pronunciados acantilados. Constituye la zona de modelado cárstico más relevante de Mallorca, con una presencia importante de roca calcárea erosionada por los efectos del tiempo y el agua. Esto da lugar a profundos torrentes, como el de Torrente de Pareis, que en la zona conocida como Sa Fosca llega a tener 200 m de altura.

La vegetación presenta una serie de especies endémicas. En los lugares más elevados, crece el carrascal de montaña, mientras que en las zonas más bajas se encuentran los encinares más extensos de Mallorca. Los cuales han sufrido una secular explotación por parte del hombre, hecho que ha retrocedido su extensión. También se encuentran vastas extensiones de pinar, que en algunos lugares ha substituido al encinar.

Respecto a la fauna, en la Sierra de Tramuntana viven mamíferos, de los cuales destacaremos de una parte la cabra y la oveja, que ayudan a mantener la vegetación y sirven de alimento a los buitres negros. Por otra parte se encuentran la marta, la jineta y la comadreja. En relación a las especies ornitológicas, son muchas las que habitan la Sierra de Tramuntana, o bien pasan durante sus migraciones. Destaca una amplia representación de aves rapaces, como el águila pescadora o el halcón marino, que proveniente de la isla de Madagascar se desplaza a la ribera del Mediterráneo. El ferreret es un anfibio descubierto en los años ochenta, aunque ya era conocido como fósil, la reducida población del cual habita en charcas y torrentes de las zonas menos accesibles de la Sierra de Tramuntana.

El hombre ha habitado estos parajes desde la prehistoria, como testimonio de esta presencia y del aprovechamiento de sus recursos, hay innumerables elementos de un alto valor etnológico, como los bancales donde mayoritariamente se han cultivado olivos, carboneras, casas de nieve para el aprovechamiento del hielo, hornos de cal y numerosos caminos que formaban la red de comunicaciones de este lugar y que hoy son aprovechados por los excursionistas, que encuentran los paisajes más espectaculares de Mallorca, con la inmensidad del mar siempre presente. La propiedad de la tierra está distribuida en grandes fincas, tradicionalmente en manos de la aristocracia mallorquina y familias acomodadas, aunque algunas fincas son de titularidad pública.

Galería de fotos